lunes, 8 de octubre de 2012

Bailarinas contorsionistas en el Arte Románico


∞ Bailarina contorsionista  


Una de las características que más llama la atención al observador en el arte Románico es la iconografía de sus esculturas, llena de significados y simbolismos.
En una arquitectura caracterizada por la sobriedad y el equilibrio, la decoración se concentra en elementos como las portadas, los capiteles o los canecillos que soportan el alero.

Se trata de esculturas llenas de fantasía y, a menudo, con temáticas sorprendentes.

En muchos casos nos encontramos animales fantásticos, escenas paganas e incluso escenas subidas de tono. En otras culturas esto no era nada extraño pero cuesta asimilarlo en el arte religioso del cristianismo.

Uno de estos motivos destacados, son las bailarinas que solas, o acompañadas de músicos o saltimbanquis, aparecen
en complicadas posturas en capiteles o canecillos de numerosos templos del s.XII.



 Las primeras imágenes que nos encontramos, son las que representan a Salomé. Hijastra y sobrina de Herodes Antipa,  le pidió la cabeza de San Juan Bautista después de enloquecerlo danzando.


1. Bailarinas contorsionistas en el Arte Románico
 "Pídeme lo que quieras tras ese baile, aunque sea la mitad de mi reino"  
Claustro de Saint-Étienne (Toulouse)

En estas escenas, Salomé aparece acompañada de Herodes y actuando sola, en muchas ocasiones con un instrumento musical en la mano.

Nos encontramos con una mujer de clase alta, elegante en sus ademanes y ropajes, danzando sin acompañamiento y portando en sus manos instrumentos musicales como las tejoletas (castañuelas medievales) o campanillas.

2.Catedral de Tudela (Navarra), Salomé con tejoletas (claustro) 3.Santiago de Agüero (Huesca), Salomé y Herodes (ménsula)
2. Catedral de Tudela (Navarra). Salomé con tejoletas (claustro)
3. Santiago de Agüero (Huesca). Salomé y Herodes (ménsula)


 A continuación nos encontramos con otra tipología de bailarinas, estas acompañadas de un músico, formando un dúo. La postura de ella es con una torsión de tronco hacia atrás, doblándose elegantemente, con las manos en jarras sobre la cintura y el largo cabello suelto tocando el suelo. El instrumento que aparece en manos del músico, suele ser un arpa o un instrumento de viento.

Las posturas siguen siendo elegantes, por lo que deducimos que seguimos ante un espectáculo de la clase alta.

Resulta interesante la simetría de contrarios que muestran: el hieratismo del músico frente al dinamismo de la bailarina.

4.Bailarinas contorsionistas en el Arte Románico 5.Bailarinas contorsionistas en el Arte Románico
4. S. Miguel Arcángel, Biota, Cinco Villas (Zaragoza)
5. S. Pedro el Viejo (Huesca)


 Y por último, la bailarina contorsionista rodeada de músicos y saltimbanquis, como en un espectáculo plebeyo, para entretenimiento del pueblo.

6.   Bailarinas contorsionistas en el Arte Románico
6. Iglesia de Santiago, Carrión de los Condes (Palencia)

La postura ahora es casi imposible, retorcida, con las manos en el suelo o agarrándose las piernas.

Esta nueva figura es muy común encontrárselas en canecillos, ya que la retorcida postura corporal es fácilmente adaptable a este pequeño elemento.

7.Bailarinas contorsionistas en el Arte Románico8.Bailarinas contorsionistas en el Arte Románico
7. Nuestra señora de la Peña, Sepúlveda (Segovia)
8. S. Juan de Barbalos (Salamanca) 

Cabe destacar la figura del llamado Maestro de S. Juan de la Peña, o Maestro de Agüero.
A finales del s. XII aparecen una serie de esculturas similares entre sí en capiteles y claustros de  templos románicos en las provincias de Huesca, Zaragoza y Navarra.

Este anónimo maestro cantero y escultor dirigió a un grupo de colaboradores en un período de tiempo que coincide con el del reinado de Alfonso II de Aragón (1162-1196).
Parece que fue un artista autóctono que interpretó el estilo que venía de Francia creando una obra de gran homogeneidad.

Entre su gran riqueza de motivos, uno de los más repetidos es el de la bailarina acompañada de músicos

Su estilo es fácilmente reconocible por su expresividad, el cuidado en el tratamiento de las vestiduras y los ojos almendrados de los personajes.


9.Bailarinas contorsionistas en el Arte Románico 
10.Bailarinas contorsionistas en el Arte Románico
9 y 10. Capiteles en la portada de S. Juan de Agüero (Huesca)

¿Por qué estas representaciones de bailarinas?

 Era sabido que mujeres moras de gran belleza eran las barraganas de los reyes cristianos, incluido Alfonso X el Sabio. También estaba de moda vestir "a lo moro", los nobles gallegos jugaban al ajedrez, traído por los musulmanes, incluso muchos de los cocineros de los personajes más influyentes eran moros.

 La representación de Salomé en las puertas de los templos puede tener su explicación en referencia a San Juan Bautista. Éste simboliza el tránsito, la puerta, el anuncio de la llegada de Jesús.

De esta manera, las puertas de las iglesias simbolizan el paso a lo divino, al espacio de Dios, dejando atrás el mundo terrenal, humano y material. (Las partes adinteladas, puertas y ventanas, también se denominan "sanjuanes").

 La connotación negativa de estas imágenes surge de la figura de Salomé, y se mantiene en las representaciones derivadas de ella, como imágenes del pecado. 


Bestiario de Gerbaise: "... quienes aman a los saltimbanquis y a los juglares están siguiendo la procesión del demonio".


 En estas imágenes las bailarinas adoptan formas similares a sirenas, simbolizando éstas la perdición del hombre por sus cantos.

10.Bailarinas contorsionistas en el Arte Románico
S. Juan Bautista, Moarves de Ojeda (Palencia)

No dejará de asombrarme el contraste que encuentro entre la connotación negativa que intentaban trasnmitir al público y la belleza que en realidad me transmiten las imágenes.

Bailarinas contorsionistas en el Arte Románico

Fuentes:


∞ Arteguías.com
∞ Guía digital del arte Románico. Webmaster: A. García Omedes
∞ "La escultura románica del Maestro de S.Juan de la Peña". José Luis García Lloret.




Bailarinas contorsionistas en el Arte Románico

No hay comentarios:

Publicar un comentario